BREVE RESEÑA HISTÓRICA

logo covelo original

La Fundación José María Covelo nace en 1985 como una iniciativa de la Asociación Nacional de Industriales (ANDI) orientada a mejorar el nivel de vida de la población de escasos recursos, especialmente ubicada en el sector de la micro y pequeña empresa. Este programa, llamado ANDI-PYME, se constituye como Organización Privada de Desarrollo, sin fines de lucro mediante personería jurídica emitida por el Ministerio de Gobernación y justicia de la República de Honduras, el 19 de febrero del año 1991. Su misión es fomentar el desarrollo del sector de la micro, pequeña y mediana empresa a través del impacto de la actividad microfinanciera, con enfoque en la asistencia técnica para IMF en Honduras. En el año 1993 se inició un programa de financiamiento para las organizaciones microfinancieras que habían recibido fortalecimiento institucional y asistencia técnica anteriormente a efectos de brindar servicios integrales a las mismas. En el año 1995 se pone en marcha un programa de asistencia financiera de forma directa al micro y pequeño empresario, bajo el apoyo de la USAID en Honduras, implementando la metodología de crédito de grupos solidarios, lo que le permitió expansión de sus servicios y un rápido crecimiento. La Fundación Covelo se ha situado como una institución líder del sector a través de los servicios financieros ofrecidos, propulsora de leyes que regulen los servicios financiero, creadora y promotora de nuevas entidades para atender el sector de la micro y pequeña empresa, así como de incidencia en el ámbito gubernamental.

En el año 2000 se crea la Ley Reguladora de OPD, la cual nace como iniciativa de la Fundación Covelo y de la cooperación internacional, por la cual se toma la decisión de regularizar la institución conforme a esta ley, mediante la creación de dos entidades especializadas de primer y segundo piso para atender los servicios microfinancieros ofrecidos por la fundación Covelo. En el año 2004 la Fundación Covelo adquirió del grupo Continental, la licencia para operar una Asociación de Ahorro y Préstamo, denominada Metropolitana la cual se convierte en Popular Asociación de Ahorro y Préstamo, la cual atendería como una institución del sector financiero formal a la pequeña y mediana empresa.

En el año 2006 se decide consolidar los servicios financieros en una sola entidad y se inicia el proceso de fusión de las entidades de primer piso, de segundo piso y la Asociación de Ahorro y préstamo a efectos de culminar con la creación de un banco especializado en el sector de la micro y pequeña empresa, contando con la participación de organizaciones internacionales y regionales tales como FMO de Holanda, BIO de Bélgica, IFC del Banco Mundial, Acción Investment de Acción Internacional y BCIE como socios accionistas en el banco. La participación accionaria de la Fundación en el banco se acordó en un 40% y el 60% restante entre los accionistas internacionales. A raíz de la creación del Banco Popular Covelo, la Fundación trasladó en diciembre del 2006, la totalidad de sus clientes de crédito directo que ascendían a 18,500 y 23 IMF clientes de su cartera de II piso, así como su red de 23 agencias que operaban a nivel nacional y del personal necesario para su operatividad.
En el año 2009 la Fundación decidió vender sus acciones en el banco y fue así como en el 2010 se concretizó la venta de su participación accionaria en el BANCOVELO al resto de los accionistas, y a la vez se recompra la cartera de segundo piso que a esa fecha tiene el banco, ya que este último decidió especializar sus servicios en la atención del crédito directo, por lo cual permitió a la Fundación retomar su rol de entidad financiador de segundo nivel con servicios de Asistencia Técnica, Fortalecimiento institucional, soluciones tecnológicas para las IMF que trabajan en el sector de la micro y pequeña empresa, además de continuar con su rol de precursora de proyectos e iniciativas novedosas para el desarrollo socio económico en Honduras.

Cuando la Fundación adquirió mediante compra la cartera de banca Institucional del BANCOVELO, esta reflejaba un saldo de aproximadamente L. 129 MM y para el cierre en diciembre de ese mismo año se logró llegar a un saldo de cartera de L. 267 MM entre las instituciones clientes, cifras que han ido creciendo conforme a la calificación de las instituciones y a la labor de crecimiento que ellas han ido experimentando, es así como a diciembre del 2012 se logró cerrar con más de L. 352 MM en 26 IMF.